29-10-2008 / Pequiven consolida polos energéticos en América Latina

Saúl Ameliach, Viceministro de Petroquímica y presidente de Pequiven, explicó que esta iniciativa, conocida con el nombre de Pequialba (ya que le da prioridad a los países miembros de la Alternativa Bolivariana para los pueblos de las Américas, ALBA), forma parte del plan de integración que garantizará el desarrollo industrial y tecnológico de Venezuela y de las naciones del sur, a partir de la instalación de complejos y plantas que transformen los hidrocarburos provenientes del gas natural o del petróleo en materia prima para elaborar diversos productos en todas las áreas de la actividad económica.

Uno de los proyectos que inició Pequiven a través de Pequialba es el polo petroquímico que se erige en Bolivia, el cual, según afirmó “es el más importante desarrollo en perspectiva para Latinoamérica, debido a las grandes reservas de gas que tiene ese país y a la comunidad de intereses que mantienen los gobiernos boliviano y venezolano.

Allí, señaló, se desarrollan tres proyectos fundamentales, entre ellos las plantas de Amoníaco y Urea que se construyen en el departamento de Cochabamba, con capacidad de 750 mil toneladas métricas al año (MTMA).

“También queremos desarrollar en Tarija, al sur de Bolivia, un centro generador de Olefinas y Plásticos, por cuanto en esa zona existe un gas muy rico en Metano y Propano, que se utiliza para producir Etileno y Propileno, por lo tanto Polietileno y Polipropileno, productos fundamentales en la transformación del plástico”, acotó.

En el departamento de Oruro, oeste boliviano, está previsto desarrollar una planta de Clorosoda para continuar la expansión de la cadena de Monocloruro de Vinilo (MVC), Dicloro Etano (EDC), hasta la obtención del Policloruro de Vinilo (PVC).

Así mismo, está prevista la construcción de una planta de Petrocasa con capacidad para procesar 45 MTMA de una mezcla polimérica de alta tecnología que serán utilizadas para producir 14 mil conjuntos de piezas para ensamblar las viviendas, así como madera sintética, tuberías y conexiones, además de puertas y ventanas.

Pequiven también avanza con el desarrollo del polo petroquímico en Cuba, cuyo proyecto contempla la instalación de plantas productoras de plásticos y fertilizantes. “En este sector antillano no tenemos todavía una reserva gasífera importante”, aseveró Ameliach; sin embargo, “vamos a exportar gas líquido desde el Complejo José Antonio Anzoátegui hasta la planta regasificadora que se construirá en la provincia de Cienfuegos para obtener gas Etano, Propano y también Metano, éste último básico para la producción de Amoníaco. Tendremos entonces una planta para generar alrededor de 500 MTMA de Amoníaco que, a su vez, sirven para obtener 750 MTMA de Urea”.

En esa misma zona de la isla caribeña se prevé desarrollar la petroquímica basada en las corrientes de refinería, ya que en la planta de origen ruso, recuperada y remodelada por PDVSA, se procesan 70 mil barriles de petróleo diariamente, cuyos niveles de refinación abren la posibilidad de instalar una planta o torre de craqueo de Nafta para desarrollar productos como Benceno,Tolueno y Xileno.

Como parte del plan de desarrollo petroquímico, en el municipio Nuevitas en la provincia de Camagüey -centro oriente de Cuba-, se construye una planta de Clorosoda para la obtención de PVC, mientras que en las cercanías de La Habana se erigirá un centro de producción de Carbonato de Potasio.

Ameliach ratificó además que en Cienfuegos se va a desarrollar también una planta de Petrocasa, con las mismas características de la planificada en Bolivia.

En Nicaragua, Pequiven despliega el polo petroquímico a partir de las corrientes de refinería en la zona de Puerto Sandino, donde se instala una planta regasificadora, una refinería para producir Olefinas y Plásticos, así como una fábrica de Petrocasa.

“En Ecuador tenemos una perspectiva importante, ya que PDVSA ha contactado a las autoridades para desarrollar una refinería, y de concretarse ese proyecto, podríamos construir al lado un complejo petroquímico, tal y como lo estamos haciendo en este momento en Venezuela, en la zona de Paraguaná”, puntualizó. Al referirse al progreso del Polo Petroquímico desarrollado en el país, explicó que éste se ejecuta conjuntamente con Brasil. Al respecto, precisó que “aun cuando la petroquímica de ese país es privada, se mantiene una buena relación y estamos construyendo juntos en Venezuela el mayor complejo integrado de Olefinas de América Latina, donde produciremos un millón de toneladas de Polietileno y medio millón de Polipropileno”. Además, está previsto desarrollar una planta de Clorosoda para continuar la cadena hasta el PVC, que es uno de los plásticos de mayor importancia para la ejecución de los planes venezolanos, principalmente los de Petrocasa.